martes, 31 de enero de 2012

Actores y actrices gays aún temen revelar su sexualidad

No quieren ser objeto de discriminación, víctimas de los medios o perder papeles, según gremio.
México, DF. Una carta para proteger los derechos de los actores y actrices homosexuales será creada, luego de conocerse que muchos aún se preocupan por el efecto que la revelación de su sexualidad tendrá sobre sus carreras y sus relaciones profesionales. La asociación gremial Equity señaló que espera elaborar por consenso una carta que consagre los derechos de sus miembros gays, en una reunión de sindicatos mundiales que se realizará este año en Toronto.

La idea fue propuesta luego de que una encuesta encargada por la asociación arrojó resultados preocupantes. A la pregunta de si era "seguro revelar su sexualidad en laindustria del entretenimiento", uno de cada cuatro respondió que escondía su sexualidad para no ser objeto de discriminación, no ser víctima de los medios o no perder papeles.
Aun así, el presidente de Equity, Malcolm Sinclair, señaló que existen signos alentadores. Un 75 por ciento de los intérpretes gays encuestados se mostraron abiertos acerca de su sexualidad. "Los resultados muestran que la industria no es tan mala como antes. Allá por las décadas de 1930, 1940 y 1950 era terrible. Había que mantenerse en el clóset. Las cosas han mejorado mucho."
Intérpretes de nueva generación
Intérpretes de la nueva generación han hablado abiertamente de ser gays, como Russell Tovey, quien actuó en la obra de teatro The History Boys, y Chris New, estrella de la película Weekend, quien se refirió a la influencia positiva de actores como Ian McKellen y Simon Callow en la industria.
El actor Kieron Richardson, de la telenovela británica Hollyoaks, quien se descubrió en 2010, se dijo "muy contento" de haberlo hecho. En declaraciones a Pink News, añadió: "No es la gran cosa y hay muchos que lo hacen en estos días, jóvenes como yo".
Sin embargo, la encuesta de Equity mostró que, si bien la mayoría revelan su sexualidad a sus compañeros de trabajo, casi 40 por ciento la mantienen en secreto con sus agentes. "Me causó una fuerte impresión", dijo Sinclair.
Uno de cada 10 dijo que su agente lo disuadió de darse a conocer. New recordó: "La primera agente que tuve me dijo que no lo revelara; no quería que la gente supiera. No le pregunté por qué". Otros actores gays relataron que les dijeron que no "proclamaran" su sexualidad.
“No creo que sea cuestión de vergüenza, y ni siquiera por temor a encontrar homofobia –observó Sinclair–. Los actores no quieren que les limiten los papeles que les ofrecen; no quieren que los tachen de ciertas listas.”
Sinclair tiene reuniones frecuentes con sindicatos internacionales del entretenimiento. "Al hablar de la carta, la mayoría de los sindicatos de países europeos se encogen de hombros y dicen que no es importante. El sindicato estadunidense dice que sigue siendo un gran problema. Para muchas personas en Estados Unidos, la homosexualidad sigue siendo un asunto tremendo. A los actores británicos que buscan triunfar allá les dicen que vuelvan al clóset."
Casi uno de cada cinco dijo a Equity que abrirse a sus colegas tuvo un efecto negativo en su carrera. La mayoría temen que los papeles que les ofrecen sean restringidos, o que los estereotipen. Rupert Everett señaló en 2009 que había perdido papeles principales cuando reveló su sexualidad, y llamó a otros actores gays a mantenerla en secreto. “El hecho es –y no me importa quién esté en desacuerdo– que si uno es gay, no funciona”, expresó.
Muchos temen no obtener papeles estelares en los que interpreten a personajes heterosexuales. "A menudo vemos actores heterosexuales interpretando a personajes gays, pero es muy raro encontrar lo contrario", observó Sinclair.
Max Beckmann, funcionario a cargo de equidad en el sindicato, comentó que "un motivo de preocupación particular es que 35 por ciento de los encuestados han experimentado homofobia en su vida profesional. Eso explica por qué muchos dijeron que sopesarían la decisión de revelarse en términos estrictamente de trabajo".
Zachary Quinto, quien interpretó a Spock en la nueva versión de Viaje a las estrellas, se descubrió el año pasado. “Como gay –comentó–, siento que queda mucho por hacer, y que es necesario considerar y enfrentar muchas cosas.”
Sophie Ward, quien apareció en la reciente versión fílmica de Jane Eyre, se casó con la escritora estadunidense Rena Brannan en 2000, antes de que el derecho inglés reconociera las sociedades civiles. Dijo que revelar su sexualidad en 1994 le significó duros momentos, pero añadió: "No creo que salir del clóset en nuestra industria sea algo tan grave hoy día".
Explicó que si bien hay homofobia, "como en cualquier industria", quienes en verdad deben preocuparse más son "los que desean papeles estelares masculinos o femeninos, en los que el público quiere identificarse con ellos y seguir sus historias".
Fuente: La jornada/vanguardia.com.mx
© The Independent
Traducción: Jorge Anaya

Reacciones: