miércoles, 4 de enero de 2012

“En donde chocan las olas”: Cine mexicano de temática gay

Fernando Díaz


La experiencia discriminatoria a uno de sus mejores amigos inspiró al mexicano Abraham Miranda a realizar “En donde chocan las olas”, ópera prima de temática gay con la que pretende mostrar una historia de amor universal, y que tentativamente llegaría a salas comerciales del país el próximo año.



Como una forma de celebrar la diversidad sexual, el realizador comentó que uno de sus objetivos era deshacerse de los clichés que durante años ha caracterizado al cine de este género, exponiendo a la homosexualidad como una orientación sexual que sólo genera culpas. 

“Mi mejor amigo fue despedido de un conocido despacho de abogados por ser gay, y la forma de levantar la voz fue haciendo esta película, con una historia de amor que, independientemente del género, muestra que los sentimientos son universales, que la homosexualidad ya es parte de nuestra cotidianeidad y no debería generar ningún acto de exclusión”, señaló en entrevista con Filmeweb. 

La historia del filme gira en torno a Mario, miembro de una firma de contadores que realiza un viaje a Acapulco para cerrar un acuerdo empresarial. En el hotel donde se hospeda conoce a Basil, un empresario musulmán con quien inicia un tórrido romance, llevándolo a enfrentar el suicidio de su hermano menor y los miedos que lo atormentan de desde pequeño. 

Pero Basil debe hacer frente a sus costumbres y a los estándares a los que decidió someterse, incluyendo a su esposa Anna, quien siempre ha sabido su orientación sexual pero lo retiene para conservar un estatus frente a la sociedad. 

El joven realizador, originalmente abogado de profesión, comentó que además de no hacer algún cuestionamiento moral en el largometraje también tenía en mente mostrar la multiculturalidad que se vive en México, pues “somos una nación que adoptamos a todos y en ese sentido no hacemos distinciones”. 

A casi un año de iniciado el proyecto, que actualmente cuenta con un equipo integrado por jóvenes pertenecientes a escuelas de cine como el CUEC, el CCC, Lumiere y Centro, ya cuenta con una invitación para presentarse en el Festival de Cine Gay Costa del Sol de Málaga, en España, que el próximo año celebrará su tercera edición. 

Sin embargo, para realizar su ópera prima, Miranda aseguró que ha debido sortear varias dificultades, entre ellas la falta de apoyos para financiar la producción y hacerse de un lugar en el gremio cinematográfico, al que calificó de “cerrado”. 

“Yo soy abogado egresado de la Facultad de Derecho, pero como no estudié cine existe mucha desconfianza al respecto. En parte eso frenó las posibilidades de conseguir financiamiento en IMCINE, porque te pide un largometraje de experiencia y que tu productor tenga dos más en su currículum. Evidentemente yo no los tenía. 

Agregó que cuando se trata de una película de bajo presupuesto como la suya, filmada en formato digital, “piensan que estás haciendo un videohome y no es así. Lo que parecía un proyecto universitario terminó siendo una gran producción con recursos propios y de empresarios”. 

El creativo, quien ha tomado talleres especializados en instituciones como el CUEC y el CCC, aclaró que “En donde chocan las olas” no está protagonizada por actores conocidos, pues quiso dar oportunidad a nuevos talentos para alejarse de los intérpretes que sólo buscan proyectos enfocados en el star system.

Cuestionado sobre cuál será la reacción del público, dijo: “Estoy consciente de que la comunidad gay irá a verla, pero también de que mucha gente no por el tema que maneja. Sólo busco que las personas se identifiquen con la historia; aunque tampoco aseguro nada, todo puede suceder”. 

Cabe destacar que el largometraje, filmado en locaciones del Distrito Federal y Acapulco, se encuentra actualmente en su última etapa de rodaje para una vez finalizado, iniciar un recorrido por varios festivales de cine y llegar a un estreno comercial.

Reacciones: