jueves, 12 de abril de 2012

El Estado que prohíbe en su Ley ser homosexual

Son pocas las entidades en las que se ha reformado el Código Penal en favor de la comunidad LGBTTTI, como es el caso del DF y Quintana Roo.



Los crímenes de odio por homofobia aún no están tipificados en 31 entidades federativas. El Distrito Federal sigue siendo una de las entidades que ha reformado su Código Penal al agregar en agosto de 2009 esa denominación a las reglas comunes para los delitos de homicidio y lesiones.
A pesar de las constantes protestas por parte de organizaciones y colectivos lésbico-gay, infinidad de denuncias de asesinatos por homofobia, en los congresos locales se ha mostrado apatía en tratar el tema.
Incluso, en 14 estados ni siquiera existe una ley para prevenir, combatir y eliminar actos de discriminación, menos en considerar respeto a las preferencias u orientación sexual, ni la identidad y expresión de género.
Sexenio Puebla revisó cada uno de los Códigos Penales de las 32 entidades federativas, y resultó que de los 18 estados en donde sí existe un artículo que habla sobre la discriminación, sólo en 13 están establecidas sanciones de seis a tres años de prisión o multas económicas de cincuenta a doscientos días de salario mínimo a “quienes provoque o incite al odio o a la violencia física o psicológica”.
Dentro de este grupo, está considerado por “orientación sexual” o por “identidad de género”.
En otras cuatro entidades: Estado de México, Campeche, Baja California Norte y Puebla -reformado apenas el pasado 15 de marzo tras asesinato de la activista transexual Agnes o Abraham Torres Hernández- también prohíbe discriminar a personas de la comunidad lésbico-gay; sin embargo, no contempla ningún tipo de sanción.
En Baja California Sur, en su artículo 337 únicamente considera la discriminación racial, étnica, religiosa por razones de género (hombre o mujer), edad o discapacidad, con una pena de seis meses a dos años de prisión, pero deja fuera a homosexuales, lesbianas, transgéneros o transexuales.
En Puebla se adhirió el término "preferencias sexuales" al artículo 11 que habla de la discriminación en el Código Penal cinco días después que fuera hallado el cadáver de la activista Agnes Torres, acción que fue tomado portuiteros y otros actores como “coyuntural”, por las protestas que desató el caso.
Y es que el tema fue propuesto desde el 15 de febrero de 2011 por el diputado del Partido Ciudadano, José Juan Espinosa, pero en ese entonces legisladores del PAN, PRI y Nueva Alianza criticaron la petición al grado de decir que las preferencias de los poblanos se reducía a la "heterosexualidad".
El Distrito Federal también sigue siendo el único en aprobar los matrimonios homosexuales, incluyendo la posibilidad de adoptar niños, y a pesar que en ese entonces fue impugnado ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por la administración federal, a través de la PGR, por el gobierno de Jalisco, entre otros organismos, finalmente quedó validado.

Prohibido ser homosexual
Aunque el presidente de Agenda LGBTTTI, Jaime López Vela afirmó que en tres estados está “prohibido ser gay”:Jalisco, Guanajuato y Chiapas -porque han conocido casos de que en esos lugares personas de la comunidad han sido “expulsadas” por manifestar abiertamente su preferencia sexual- sólo en el Código Penal de Jalisco está penalizado.
De acuerdo a una revisión, el Artículo 136 establece que es un delito contra la moral pública “la práctica de conductas de orden homosexual” que alcanza una pena de tres a seis años de prisión y multa de cien a doscientos días de salario mínimo.
Mostrar libremente la preferencia sexual en este estado es considerado como una práctica que “deteriora los conceptos, valores o hábitos morales”.
Jalisco, siempre ha estado en el “ojo del huracán”, el gobernador del lugar, Emilio González fue fuertemente criticado en 2010 por considerar la homosexualidad como una “enfermedad” e incluso contrató a psicólogos para dar terapia a personas gays.
En entrevista con la diputada de izquierda, y secretaria de la Comisión de Derechos Humanosen San Lázaro, Enoé Uranga indicó que no hay un registro oficial de las personas que han sido juzgadas penalmente por cometer ese “delito”.
“Pero lamentablemente, a pesar de conseguir varios avances, la comunidad lésbico-gay sigue desprotegida. Seguimos escuchando crímenes por odio que en los estados no se ha querido reconocer, por eso seguimos insistiendo que es importante tipificar los asesinatos por homofobia, la homofobia es una enfermedad reconocida por Naciones Unidas, la homosexualidad no es una enfermedad, eso es lo que la sociedad no ha entendido”.
Uranga es una política abiertamente lesbiana, y una de las más reconocidas en el país por sus constantes aportaciones en favor de los derechos humanos de esta comunidad. Es activista del movimiento LGBTTTI desde hace 20 años, y ha asumido diversos encargos dentro del mismo.
Tanto la legisladora como López Vela coincidieron en dar a conocer que de acuerdo a los datos que han recabado de la Conapred y de la organización civil Letra S, por crímenes de odio, de 1997 a la fecha en México se han contabilizado 700; de los cuales 30 por ciento se concentran en el estado de México.
Conapred contabilizó de 2004 a 2010 255 quejas contra particulares y 133 contra servidores públicos por parte de miembros de la comunidad lésbico- gay, por actos de discriminación.
De 2001 a 2011, ante la CNDH se presentaron 696 quejas por homofobia en todo el país.

Estados que cuentan con ley contra la discriminación
Coahuila, Yucatán, Quintana Roo, Colima, Chihuahua, Chiapas, Distrito Federal, Guerrero, Tlaxcala, Veracruz, Querétaro, Aguascalientes, Durango -contemplan la orientación o preferencia sexual con cárcel de seis a tres años de prisión- Estado de México, Campeche, Baja California Norte, Puebla -en estos tres no se sanciona- y Baja California Sur -en donde no está considerada la comunidad lésbico-gay, sólo otros grupos-.

Los que no
Nuevo León, Guanajuato, Hidalgo, Michoacán, Sinaloa, Sonora, Morelos, Oaxaca, Tabasco, Tamaulipas, San Luis Potosi, Nayarit, Zacatecas y Jalisco, -en este último está criminalizado ser homosexual hasta con seis años de cárcel-.
Fuente: SexenioPuebla por Elvia Cruz    

Reacciones: