sábado, 28 de abril de 2012

Revienta PAN sesión que abordaba seguridad social para matrimonios de homosexuales


El asunto será retomado el lunes, en el cierre del periodo ordinario de la 61 Legislatura
El dictamen de reforma y adiciones a las leyes del Seguro Social y del Issste, que otorgaría igualdad y reconocimiento jurídico a las parejas de un mismo sexo, al garantizarles atención en el ámbito médico, fue refutado por el Partido Acción Nacional (PAN), con el argumento de que afectaría las finanzas de ambas instituciones.
El documento elaborado en la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados fue incluido en la orden del día para someterlo a votación en el pleno. No obstante, la presión de los panistas para moverlo del listado tuvo efecto a lo largo de la mañana.
Los albiazules presentaron una moción suspensiva para regresarlo a la comisión respectiva, con el propósito de que fuera modificado. Una vez que esa estratagema no funcionó –pues no contó con el apoyo de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI)–, los diputados del PAN reventaron la sesión al abandonar en su mayoría el salón de plenos, y con ello se impidió alcanzar el quórum requerido para aprobarlo. Se necesitaba una asistencia mínima de 251 legisladores. Apenas el número de asistentes, al momento de la votación, fue de 244.
Ayer desde el mediodía, la perredista Enoé Uranga descubrió que el dictamen fue cambiado del sitio que originalmente se le asignó en la agenda. “Pido respeto al orden del día y a las reglas del juego. Si por primera vez, para defender el reglamento, voy a tener que violarlo, ytomar la tribuna, ¡lo voy a hacer!”
La advertencia surtió efecto y el tema subió a tribuna. Uranga ponderó el dictamen porque responde al principio de igualdad consagrado en la Constitución en el marco de derecho internacional de los derechos humanos y busca revertir una injusticia cometida contra una parte de la población a la que se le niega protección y beneficios derivados de su derecho laboral.
La respuesta del PAN fue una moción suspensiva presentada por Ana Elia Paredes con el propósito de que la Mesa Directiva suspenda la discusión en trámite y que se devuelva a la comisión dictaminadora.
Se inició un debate que redundó en la visión conservadora de los panistas. El PRI se negó a apoyarla y fue desechada por el voto de la mayoría de los asistentes al salón de plenos.
Así, el PAN utilizó un ardid que ha funcionado en el presente periodo ordinario de sesiones: reventar el quórum. Se retiraron 50 legisladores de ese partido, y cuando se propuso votar el contenido de la reforma y las adiciones, lo cual sería en favor, la asistencia apenas fue de 244 legisladores.
El tema deberá ser abordado el lunes próximo en primer lugar del orden del día. Precisamente cuando se declare el término de las sesiones ordinarias de la 61 Legislatura.
Roberto Garduño y Enrique Méndez

Fuente: Periódico La Jornada
Sábado 28 de abril de 2012, p. 35



Reacciones: