sábado, 23 de junio de 2012

Color, tecno y reivindicaciones en el día del orgullo gay de Berlín

Dos personas asisten a la manifestación
para celebrar la 34 edición del 'Día de la calle Christopher',
en Berlín, Alemania. Foto EFE

"Nadie debería ser discriminado por querer de otra manera", comentó la vicepresidenta del Parlamento alemán, Petra Pau.




Berlín, Alemania.- La gran fiesta del orgullo gay de Berlín reunió hoy a miles de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales ataviados con sus trajes más excéntricos para reclamar una mayor tolerancia al ritmo de la música electrónica.
La edición 34 del desfile del Christopher Street Day, compuesto por más de 40 remolques y unas 700,000 personas, según la organización, se convirtió en un desfile de color y mensajes reivindicativos durante su recorrido desde el barrio de Kreuzberg hasta la popular Puerta de Brandeburgo.
"Mientras siga existiendo discriminación contra los homosexuales en la sociedad actual, seguirá siendo importante salir a la calle para mostrar nuestra repulsa", declaró el alcalde de Berlín, Klaus Wowereit, durante la inauguración del tradicional desfile.
Este año, 62 organizaciones participaron en el evento, incluyendo partidos políticos, sindicatos, empresas y una delegación de activistas procedentes de Rusia.
"En muchos ámbitos no existe igualdad, como por ejemplo en el matrimonio o en temas de herencia", agregó el socialdemócrata Wowereit, declarado abiertamente homosexual. Lo acompañaron por primera vez diplomáticos extranjeros.
"Berlín es abierta, tolerante y plural", indicó el embajador británico en Berlín, Simon McDonald, al mismo tiempo que recordó que "desde 2004 son posibles las parejas de hecho del mismo sexo en Reino Unido y actualmente se está trabajando para permitir también el matrimonio de homosexuales".
"Nadie debería ser discriminado por querer de otra manera", comentó por su parte la vicepresidenta del Parlamento alemán, Petra Pau, mientras que el diplomático holandés Frank Mollen quiso recordar que la homosexualidad está penada en 76 países y en siete se aplica incluso la pena de muerte contra ellos.
El colectivo de gays y lesbianas lleva tiempo solicitando al gobierno de centroderecha de Angela Merkel, sin éxito, que equipare el registro como pareja de hecho con el matrimonio a todos los efectos.
Bajo el lema de "El saber posibilita la aceptación", los organizadores reclamaron una mayor implicación en el ámbito de la educación y la ciencia como base para acabar con los prejuicios contra los homosexuales y transexuales.
Durante el desfile más político de los últimos años, los carteles a favor de una mayor tolerancia se intercalaron con mensajes irónicos como "Nosotros podemos con todo, excepto con aeropuertos", en alusión a los problemas de Berlín para concluir con éxito el nuevo aeropuerto internacional de Berlín-Brandeburgo.
En esta ocasión, el objeto de todas las críticas fue Rusia. Los organizadores del CSD criticaron la prohibición que existe en San Petersburgo y en otras regiones rusas desde el pasado marzo contra cualquier "propaganda a favor de la homosexualidad".
Antes de dar comienzo el desfile, políticos y asociaciones depositaron una corona de flores en el monumento del Tiergarten en recuerdo de los gays y lesbianas asesinados durante la época del nacionalsocialismo.
El origen del desfile se remonta al 27 de junio de 1969, cuando un grupo de gays y otras minorías sexuales se levantaron en contra de una redada de la policía en la calle Christopher Street en Nueva York.
Fuente: Almudena De Cabo/Dpa. vanguardia.com.mx

Reacciones: