martes, 4 de septiembre de 2012

Obama busca doble conquista, voto gay y latino


Aparte de los hispanos y los indecisos, los homosexuales son otro grupo que Barack Obama tiene que tener de su lado a solo 63 días de las elecciones.
La razón es que en el país hay 11.7 millones de gays y dentro de este grupo hay también hispanos, por lo que si Obama logra atraer su voto sería una doble conquista para el Partido.
Desde Texas llegó a Charlotte  un grupo de delegados hispanos, que a su vez, forman parte de National Stonewall Democrats, que defiende los derechos de la comunidad Lesbiana Homosexual, Bisexual y Transexual (LGBT).
¿Cuál es tu idea para una mejor nación?
Al menos 470 delegados homosexuales están en Carolina del Norte. Se trata de alrededor de 200 delegados homosexuales más, que en el 2008.
¨Me sentí muy orgulloso del Presidente cuando dijo que las parejas del mismo sexo podían casarse, aunque tenemos bastante para luchar, mayormente en estados como Texas, donde la constitución prohíbe los matrimonios del mismo sexo¨, sostuvo Eduardo Juárez delegado de Texas y miembro de Stonewall.
Juárez dice ser demócrata por convicción porque el presidente Obama y el Partido tienen políticas inclusivas.  Esto, en referencia al anuncio que hiciera Obama sobre el apoyo a las bodas homosexuales, durante una entrevista con ABC, en mayo.
Por su parte, Elías Olivares, del capítulo de Texas de Stonewall dice que está ansioso de escuchar a Obama el jueves, porque este año se incluyó en la agenda demócrata el asentimiento del matrimonio homosexual y es el único Partido que los acepta sin tapujos.
Esta inclusión marca la filosofía demócrata porque aunque siempre se ha tratado de un Partido con apertura hacia los gays, nunca lo había hecho oficialmente.
Contrastes en Charlotte
Irónicamente, este fervor por los derechos homosexuales, se respira durante estos días en un estado que rechazó una enmienda constitucional para permitir el matrimonio homosexual en mayo.
Según un estudio del Pew Hispanic Center, un 59% de los hispanos en Estados Unidos defienden los derechos homosexuales.
Asimismo, el estudio puso de manifiesto que el 80% de los hispanos cree que los homosexuales son discriminados.
Con los homosexuales es Obama quien tiene las de ganar y no Mitt Romney. Por esto grupos de homosexuales republicanos y Log Cabin que apoya la libertad individual han instado a los republicanos a escuchar las demandas de este sector  y defender el matrimonio gay.
Sin embargo, Romney y su gente saben que esto es un arma de doble filo. Pues más allá de las convicciones religiosas del candidato republicano, ganar el voto homosexual le restaría el respaldo conservador, apoyo crucial para Romney que tiene solo el 30% del voto latino.
En ese sentido, para los republicanos no es tan fácil decir, “Yes, We Can”.
Fuente: LYAN BABILONIA-terra

Reacciones: