lunes, 12 de noviembre de 2012

El alcalde de Puebla es calificado de homofóbico e intolerante

Se lleva acabó la XI Marcha del Orgullo gay, con el objetivo de exigir la aprobación de la propuesta de la "Ley contra la discriminación", pedir su aval a la reforma Agnes Torres y denunciar la intolerancia del alcalde Eduardo Rivera Pérez.

El objetivo de la XI Marcha del Orgullo, la Dignidad y la Diversidad Sexual Puebla 2012 fue exigir a los diputados la aprobación de la propuesta de la "Ley contra la discriminación" y también pedir su aval a la reforma Agnes Torres, que busca el reconocimiento de la identidad sexual genérica de las personas transgénero y transexual.


La manifestación fue dedicada a Agnes Torres y en ella se expresaron consignas como: "de noche de día arriba la jotería" y "pucha con pucha lesbianas en lucha". Esta marcha tenía que haberse realizado en el mes de mayo pero se retrasó por la muerte de la psicóloga, académica y activista transgénero.


La comunidad lésbico- gay recorrió la Avenida Juárez desde la 25 hasta llegar a la 13 Sur, en donde dieron vuelta para dirigirse a la Avenida Reforma, sobre la cual avanzaron la tarde de ayer hacia el Zócalo de la Ciudad.

En esta marcha participaron ocho agrupaciones afines a la lucha de los derechos sexuales y reproductivos en Puebla, mismas que conforman el Comité Orgullo Puebla.

Otra vez Rivera demuestra su intolerancia hacia la Comunidad LGBT

En entrevista para un medio local, los miembros de la Comunidad Lésbico, Gay, Bisexual y Transgénero (LGBT) denunciaron una vez más la intolerancia del alcalde, Eduardo Rivera Pérez, quien les negó los permisos para colocarse en la plancha del zócalo y así poder realizar la XI marcha de orgullo, la dignidad y la diversidad sexual que este año se hizo en memoria de la activista Agnes Torres.

Marco Antonio Moreno Rosado, integrante del Comité Orgullo Puebla denunció esta situación y calificó de homofóbico e intolerante al mandatario municipal, luego que desde hace un mes solicitaron autorización para utilizar el zócalo como punto de reunión y para efectuar tal evento, este sábado pasado.

Fue entonces cuando las autoridades les informaron que no podrían instalarse en la zona, debido a que otras actividades ya estaban programas; frente a la negativa, los activistas acotaron que solicitarán al Congreso del Estado que realice acciones "verdaderas" en favor de los miembros de esta comunidad, ya que "han realizado simulaciones legislativas", donde intentan proteger sus derechos, pero sólo son utilizados en tiempos electorales.

Lamentó las acciones de la administración Riverista, y recordó que no es la primera ocasión que frenan sus actividades en el primer cuadro de la ciudad.

Es importante mencionar que en agosto de 2012, los integrantes del Fondo Mundial contra el VIH, evidenciaron la intransigencia del ayuntamiento, pues obstruyeron la entrega de condones en el Zócalo, argumentando que no tenían los permisos necesarios para regalarlos.

Tres meses antes en mayo de ese mismo año, se presentó el caso de dos regidoras de Acción Nacional, Irma Adela Fuentes Guevara y Miriam Mozo Rodríguez quienes se opusieron rotundamente a que Vianeth Rojas, integrante de la Comunidad LGBT, formará parte del Consejo Ciudadano de Derechos Humanos y Equidad entre Géneros debido a sus aficiones y gustos personales.

Igualmente, para el inicio de este año, el pasado 20 de enero, acusaron a trabajadores de Normatividad Comercial de actitudes homofóbicas, luego de un operativo en el entonces Bar "Sibari", donde trataron a los clientes despectivamente debido a sus preferencias sexuales.

Fuente: Anodis/El Sol de Puebla /Sexenio Puebla.

Reacciones: