miércoles, 28 de noviembre de 2012

El PRD pide matrimonios gay en Yucatán


La fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática en el Congreso presentó hoy una iniciativa de reformas denominada “Matrimonio para todas y todos en el estado de Yucatán”, en la que plantea regular las uniones entre personas del mismo sexo.

Ante representantes de diversas organizaciones que apoyan la diversidad sexual, la fracción perredista presentó ante el Pleno del Congreso del Estado la iniciativa de reforma al artículo 94 de la Constitución Política del Estado de Yucatán, que legalizará la unión entre personas del mismo sexo.


El coordinador de la fracción del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Bayado Ojeda Marrufo, rechazó que esta propuesta esté orientada a estimular el matrimonio “gay”, sino a establecer igualdad de condiciones y respeto a los derechos entre dos personas que desean unirse en matrimonio.


Dichas reformas buscan garantizar que personas del mismo sexo que decidan contraer matrimonio o vivir en concubinato tengan seguridad social, ya que ante las instituciones familiares ambas figuras tendrían la obligación de proporcionar y garantizar el derecho a la salud, la asistencia médica, protección de medios de subsistencia y los servicios sociales necesarios para el bienestar individual y colectivo. Además, tendrían el beneficio de la pensión.

Ojeda Marrufo señaló que la iniciativa marca sin duda la exigencia de un sector de la población que se ha mantenido olvidada por las instituciones, que desde tiempo atrás ha venido exigiendo se respeten sus derechos como ciudadanos yucatecos.

La iniciativa también propone la modificación de varios artículos del Código Civil, Penal, así como la reforma al artículo 94 de la Constitución Política del Estado de Yucatán.

De aprobarse, Yucatán sería el primer Estado, luego del Distrito Federal, en autorizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El legislador recordó que hace cinco años, el Poder Legislativo local retrocedió al fijar en la ley la posibilidad del matrimonio sólo entre un hombre y una mujer, con lo que se eliminó la capacidad del Estado para dar un trato igualitario a todo ciudadano independiente de su preferencia sexual.

Reconoció que las condiciones política y sociales son diferentes a las de hace un lustro, empero estableció que será una labor titánica el lograr consensos al interior del poder Legislativo, así como de reconocimiento social a la lucha por la libertad de la igualdad de derechos.

“Lo que podemos decir, añadió, es que los derechos de las personas están por encima de cualquier moral. Los derechos de la personas deben de ser igualitarios en un estado laico y no se les puede estigmatizar”, apuntó.

Insistió que a diferencia de hace cinco años, el PRI cuenta con una mayoría y coordinación que apuesta por los consensos, en el caso del PAN, “se tiene una coordinación de mente abierta”, pese a ello, anunció que los legisladores locales del PRD “tocarán puerta por puerta” a sus compañeros legisladores para explicarles la iniciativa.

Cuestionado respecto a si la sociedad yucateca está preparada para analizar el tema, recordó que con antelación Yucatán fue el primer estado que dio el voto a la mujer y unos de los primeros donde se legalizó el aborto, en este caso sólo se pugna por la igualdad de derechos de las personas.

Fuente: La verdad Yucatán.

Reacciones: