lunes, 5 de noviembre de 2012

Ordenan no atender a gay en la Secretaría de Servicios Legales y Defensoría Pública


Puebla.- Una nuevo episodio de homofobia se vive en el gobierno del estado, ya que en la Secretaría de Servicios Legales y Defensoría Pública un importante funcionario, del área penal, llamado Enrique Juárez Vasconcelos, ha dado la orden sus subordinados a que no se atienda a los homosexuales, a quien califica de “mal nacidos”.
La fama de homofóbico de este personaje no se reduce al área de gobierno en que labora, sino tiene fama de que en la academia se jacta de reprobar o expulsar de las aulas a los alumnos que tilda de “maricas”.
No resulta sorprendente que haya un personaje con mente obtusa y no comprenda la diversidad sexual que hay en el ser humano. Lo que resulta incomprensible es que se le deje actuar con impunidad, sobre todo en la Secretaría de Servicios Legales y Defensoría Pública en donde también tiene fama de ser un severo crítico del titular de esa dependencia, José Montiel Rodríguez, quien califica de tirano e ineficiente.
La gravedad del comportamiento de Juárez Vasconcelos es que está a cargo del área que brinda atención penal a quienes no pueden pagar los servicios de abogados privados. Muchos de los usuarios son personas que desde una prisión requieren de asistencia para poder intentar demostrar su inocencia. Y ahora resulta que dicha prestación queda anulada por la homofobia de un funcionario.
Este nuevo episodio de homofobia es consecuencia directa del comportamiento de  los actuales diputados del PAN y el PRI, que por ser controlados políticamente por el clero católico o por El Yunque, se han negado sistemáticamente a legislar en contra de la discriminación, cuyo tema existe en el discurso político, pero no en la realidad.
Desde el sexenio pasado está en la congeladora una iniciativa del PRI contra la discriminación, que elaboró le entonces legisladora Malinali García; y desde el principio del actual periodo de gobierno, otro proyecto en el mismo tema fue presentado por el diputado José Juan Espinosa. Lo cual indica que hay propuestas, pero no voluntad política por avanzar contra el mal trato de los seres humanos.
Por eso en Puebla la homofobia se practica con absoluta impunidad. En el sexenio pasado el entonces director de los penales de Puebla, Aldo Enrique Cruz, fue grabado dando conferencias para promover una campaña contra la población homosexual y al mismo tiempo, agredía al jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, supuestamente por ser bisexual.
El funcionario nunca fue tocado. Pese a que existía un video con sus palabras. Lo echaron del gobierno hasta el presente sexenio por motivos políticos, pero nunca por la discriminación que ejercía.
Ahora, varias personas se han acercado a este columnista para quejarse de la homofobia en la Secretaría de Servicios Legales y Defensoría Pública sabedores de que fuera de la denuncia periodística, no existe ningún otro recurso contra quienes odian a los que son diferentes en sus preferencias sexuales.
Fuente: Por : Fermín Alejandro García/lajornadadeoriente.com.mx

Reacciones: