martes, 8 de enero de 2013

Eric y Eugene: 60 años juntos


Eric Marcoux, de 82 años, y Eugene Woodworth, de 84, se conocieron en Chicago en 1953. 

Eric acababa de dejar el monasterio, y Eugene era bailarín. El flechazo fue instantáneo. The Oregonian les ha dedicado un reportaje dentro de su serie “Northwest love stories”. Y es que el próximo 13 de junio cumpliran 60 años como pareja. En la entrevista Marcoux y Woodworth repasan su vida y hablan sobre las relaciones de pareja, algo de lo que ellos desde luego saben mucho…

Casi 60 años separan estas dos imágenes, que casi hablan por si solas. Arriba, su imagen actual. Abajo, en 1955, ya tras dos años de relación, fotografiados por Jo Banks.


La pareja vive en Oregón (Estados Unidos). Por el momento no se plantean contraer matrimonio (podrían hacerlo ya en el vecino estado de Washington) ni han contraído unión civil. No disponen de demasiados recursos económicos, y ellos mismos explican que unirse civilmente les perjudicaría a la hora de acceder a los cuidados sanitarios públicos. Pero sí han celebrado a lo largo de sus vidas dos bodas religiosas a las que dan gran valor: una celebrada por un franciscano amigo suyo, y una segunda de renovación de votos por el rito budista. Y aunque no se vean contrayendo matrimonio civil a estas alturas, no dejan de ser defensores del mismo. “Me gustaría vivir lo suficiente para verlo en Oregón”, afirma Marcoux.

Preguntados qué aconsejarían a las parejas jóvenes, sus respuestas no tienen desperdicio. “¡Dios, qué horror de pregunta! Saber que no es fácil, y dejarlo si es una relación tóxica. Pero darle el tiempo suficiente para distinguir si es o no tóxica, o solo es un daño pasajero. Y estar enamorado del amor”, contesta Marcoux. “Lo principal es el compromiso. Tienes que decidir, desde muy pronto, si se trata de una relación en la que te comprometes para un largo periodo, o si solo se trata de ‘lo que dure’, que es lo que la mayor parte de la gente hace. Se enamoran del deseo, no del amor. Y creen que cuando el sexo empieza a ir mal es el fin de la relación. ¡Pero es el principio de la relación! Es ahí cuando tienes que empezar a trabajarla”, explica Woodworth.

Cada uno encontrará su fórmula, pero desde luego a ellos la suya les ha funcionado muy bien. 

¡Nuestros mejores deseos para su 60 aniversario!

Fuente: @DosManzanas/enewspaper

Reacciones: