lunes, 14 de enero de 2013

Manifestaciones simultáneas a favor y contra homosexuales

En Francia protestan por bodas entre personas del mismo sexo; en El Vaticano, mujeres 'topless' muestran apoyo a la comunidad gay.



Ciudad del Vaticano y París.- Cuatro mujeres ucranianas del movimiento feminista Femen desnudaron su torso para expresar el apoyo a los derechos de los homosexuales, mientras el papa Benedicto XVI rezaba el Ángelus desde la ventana de su apartamento en el Vaticano, en la plaza de San Pedro.
En medio de varias decenas de miles de personas que asistían a mediodía al tradicional rezo del Ángelus, las mujeres aprovecharon que el pontífice se encontraba ya en la ventana para desnudarse, dejando al descubierto sus pechos y sus espaldas, en la cuales habían escrito la frase “In gay we trust” (Confiamos en los gays).

Inmediatamente fueron interceptadas por los carabineros; mientras una agente intentaba cubrir el cuerpo de una de las mujeres, las demás continuaban gritando numerosas frases ininteligibles al tiempo que los fotógrafos inmortalizaban el momento.

Una de las fieles que asistió y que se encontraba cerca de las ucranianas les gritó que eran “diabólicas”, mientras les atizó numerosos golpes con una sombrilla
.
Entre las mujeres se encontraba la líder del grupo Femen, Inna Shevchenko.
En noviembre de 2011 cinco mujeres de Femen habían intentado manifestarse de igual forma, pero fueron interceptadas antes de poder lograrlo.

En Francia
El provocador incidente coincidió con la manifestación de París, donde miles de personas protestaron contra el proyecto de ley del matrimonio entre homosexuales y la adopción por parte de éstos, presentado por el gobierno en noviembre y que llegará a finales de enero al Parlamento.
La marcha fue convocada por la plataforma “Manif pour tous” y comenzó poco después de las 12 horas desde tres puntos distintos de la capital, pero se previó que se unieran en la explanada del Campo de Marte, a los pies de la Torre Eiffel.
Esta protesta es un seguimiento a las manifestaciones regionales que se llevaron a cabo en noviembre por la misma plataforma, contraria a que la unión entre homosexuales sea llamada matrimonio y a que se extienda a las personas del mismo sexo la filiación. Los inconformes quieren que el presidente francés, François Hollande, someta el texto a referendo.
Se han alquilado más de 900 autobuses para facilitar la llegada de los manifestantes, que tienen la consigna de desfilar sin eslóganes individuales, de partidos políticos u organizaciones religiosas.

La cofundadora de “Manif pour tous”, Frigide Barjot, dijo que no son homófobos, sino que defiende la preservación de los derechos de los niños al garantizar que de manera legal sigan figurando como progenitores un hombre y una mujer.

Fuente: Milenio/EFE

Reacciones: