jueves, 14 de marzo de 2013

Matrimonio gay en EUA: argumentos a favor y en contra


El matrimonio homosexual en Estados Unidos ha sido legalizado en 9 estados y un distrito, mientras que 31 entidades tienen arreglos constitucionales para impedirlo y 6 cuentan con leyes que lo prohíben.

Este mes ,la Suprema Corte de EUA recibirá 2 casos diferentes que podrían sentar un precedente para que el gobierno federal reconozca la validez de los matrimonios entre personas del mismo sexo, además de revocar las restricciones que impone cada estado en la materia.

¿Por qué debería aprobarse?



Quienes lo apoyan sostienen que las parejas homosexuales deben tener el acceso a los mismos beneficios y reconocimiento público que gozan las parejas heterosexuales casadas. Señalan además que el prohibir el matrimonio a las personas del mismo sexo es un acto discriminatorio y que atenta contra la constitución. Estos son sus argumentos:


  • No es incumbencia de nadie más si dos hombres o dos mujeres desean casarse.
  • No existe tal cosa como el matrimonio tradicional. Tomando en cuenta figuras como a través de la historia como la poligamia, el concubinato y la prostitución, la monogamia heterosexual puede considerarse contra natura en términos evolutivos.
  • El matrimonio gay se encuentra protegido bajo las premisas de libertad y equidad en la Constitución.
  • Negar el derecho a casarse estigmatiza a las familias de gays y lesbianas, enviando a la sociedad el mensaje de que es aceptable discriminarlos.
  • Las uniones homosexuales traerían ganancias financieras al gobierno,  pues implicaría el pago de licencias de matrimonio e impuestos.
  • Legalizar el matrimonio gay no dañará a las familias heterosexuales ni sus valores.
  • El matrimonio en los Estados Unidos es una institución cambiante, pues anteriormente tampoco les estaba permitido casarse a personas de razas distintas.


¿Por qué no debería aprobarse?

Los oponentes a la unión homosexual argumentan que alterar la definición tradicional del matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer ponen en riesgo a la ya deteriorada institución. Consideran además, que legalizar el matrimonio gay es el primer paso para aprobar uniones polígamas y entre especies (bestialismo). Sus argumentos son los siguientes:


  • El matrimonio ya se encuentra amenazado con la alta tasa de divorcios (entre 40% y 50%) y el nacimiento de niños de madres solteras (40% del total de niños nacidos en EU). Permitir a los homosexuales casarse dañará aún más esta constitución.
  • El matrimonio gay es incompatible con las creencias, textos sagrados y tradiciones de muchas religiones.
  • Las personas no deberían permitir que sus impuestos sean utilizados para apoyar iniciativas que consideren equivocadas. El matrimonio homosexual permitirá a las parejas gozar de beneficios sociales pagados por todos los contribuyentes.
  • El matrimonio homosexual aumentará el número de niños criados por padres de mismo sexo, que no proporcionan el ambiente adecuado para su desarrollo.
  • Casarse no es un derecho. La sociedad puede apoyar ciertos acuerdos para un sector en específico. El matrimonio fue creado para apoyar solo a las parejas heterosexuales.
  • El matrimonio no se le debería permitir a las parejas del mismo sexo porque este tipo de relaciones no están orientadas a la procreación.
  • El matrimonio es un rito religioso.


¿Quiénes lo apoyan?

Una posible reforma a la ley del matrimonio ha sido el principal objetivo de muchos grupos lésbico, gay, bisexual y transexual (LGBT). Han recibido el apoyo de varios partidos políticos, principalmente el Demócrata, que expresa su postura públicamente. También el actual presidente, Barack Obama, manifestó que el matrimonio entre personas del mismo sexo debería aprobarse en todo el país. Ex presidentes como Jimmy Carter y Bill Clinton, así como la ex secretaria de estado Hillary Clinton se han pronunciado a favor.

¿Quiénes están en contra?

Los opositores al matrimonio gay incluyen organizaciones y figuras políticas que han querido revertir la aprobación de la unión entre personas del mismo sexo. Gran parte del Partido Republicano se opone a la medida y han sido los principales promotores de su prohibición mediante enmiendas a las constituciones federal y estatales, además del Acta de Defensa del Matrimonio. Destacan en esta postura el ex presidente George W. Bush y el ex candidato presidencial John McCain.

¿Se podría aprobar?

En 2011, por primera vez, la mayor parte de la población estadunidense (53%) consideró que el matrimonio entre personas del mismo sexo debería ser reconocido por la ley como válido, con los mismo derechos que los matrimonios tradicionales.

Aunque en estudios posteriores la mayoría de los ciudadanos sigue mostrando la tendencia de permitir que gays y lesbianas contraigan matrimonio, la palabra final se encuentra en la Suprema Corte de los Estados Unidos, quienes afirman que no se dejan influir por la opinión pública. 

Fuente: Redacción/vertigopolitico.com

Reacciones: