martes, 29 de octubre de 2013

Errores que cometen los gays en sus relaciones de pareja

Heterosexuales, gays, LGBTs; todos queremos tener una gran relación de pareja, pero algunos de nosotros simplemente no sabemos cómo mantener una. Éstos son algunos errores comunes que los hombres gays cometen en las relaciones.
1 . Parejas abiertas: Si bien podemos querer vivir una vida interesante y experimental , el error más grande que una pareja gay puede cometer es tener una relación abierta . Se podría suponer que lo que uno tiene es suficiente para hacer que una relación funcione, pero cuando uno siente que necesita más de lo que tiene, esto puede traer problemas. Tú y tu novio corren el riesgo de enamorarse de otra persona o de que alguno de los dos tenga más química con el invitado que con su propia pareja. Mientras que los tríos puede parecer una opción un poco más viable, las relaciones abiertas no parecen ser la manera de hacer que las cosas funcionen, y es probablemente la razón número uno por la cual las relaciones homosexuales no funcionan. A veces, cuando una relación no funciona es el momento de seguir adelante. No recicles algo que no vas a usar más y que intentas expandir como excusa para no aceptar el final.
2 . Excesiva dependencia: Un error muy común que cometen los hombres gays en las relaciones es pegotearse mucho y demasiado rápido a la otra persona. Incluso los gemelos tienen sus propias formas de ser independientes. No es culpa de tu pareja si alguna vez has tenido problemas con otros chicos o con familiares en el pasado y no es su trabajo el de recoger los pedazos. Aunque no hay nada malo en amar demasiado, un hombre gay siempre tiene que aprender a tener su propia voz, su propia identidad y su propia vida. Si te preocupas demasiado por aferrarte a tu novio, corres el riesgo de que prefiera alejarse de ti.
3 . Peleas y discusiones: Ninguna relación es perfecta, y todos discutimos y tenemos desacuerdos de vez en cuando. Pero discutir sobre todo puede ser muy tóxico. Deja de usar como excusas lo ” fuerte” e “independiente” que eres para ganar una pelea. Respeta los límites, respétense el uno al otro y respeta el espacio y las opiniones de tu novio. Aunque puede que tu pareja no siempre diga todo lo que quieres oír, aprende a escuchar y aprende a entender. Después de todo, tú lo elegiste, ¿no? No digas nada de lo que vayas a arrepentirte más tarde. A veces las palabras duelen más que los golpes y a veces uno dice cosas en el calor del momento que pueden resultar en la pérdida de alguien a quien realmente amas. Si no es algo importante, déjalo pasar. Si es algo que no puedes controlar, aprende a verbalizar tus preocupaciones y aprende a ir directo al grano. Si sientes como si le hablas a la pared, quizás debas analizar tu relación y decidir si él es el adecuado para ti. Pero nunca destruyas tu relación con palabras.
4 . Estar con alguien por interés económico: Si bien no hay ningún problema en irte a vivir con tu novio o compartir una cuenta o el dinero, hay una línea muy fina entre compartir y tomar más de lo que quiere darte. Evita iniciar una relación porque necesitas estabilidad y que él sea tu red de contención. Aprende a trabajar por tu cuenta, a ganar tu propio dinero y a tienen tus propias cosas. No hay nada peor que cortar una relación y tener que terminar en la calle porque todo le pertenece a él. Mientras que algunos hombres pueden parecer increíbles al principio, puedes descubrir rápidamente que te están usando a ti también. Debes estar con alguien porque lo amas, y no porque te brinda todos los lujos.
5 . Salir a bailar juntos: Si bien muchos pueden no estar de acuerdo, este es probablemente el error más común que un hombre gay puede cometer. Un club no es un lugar para pasar tiempo de calidad con tu novio. Si bien puede parecer una salida inocente y divertida, los clubes involucran alcohol y un montón de chicos bellos y excitados. Y si bien es posible decir que tienes ojos sólo para él, y él para ti, hay un montón de distracciones y un montón de hombres que no tienen miedo de coquetear sin pudor. Algunos hombres van a los clubes sólo para encontrar a otro hombre para tener sexo. Por desgracia, en la comunidad gay hay personas que no respetan lo que tienes y si bien todo es cuestión de confianza, no creo que quieras complicarte al tener a un hombre sacudiendo su culo en frente tuyo mientras bailas con tu novio. Una pequeño bar o un lounge más sencillo y tranquilo es una salida más conveniente para hacer con tu pareja. No tienes que preocuparse de ir al baño y dejar tu teléfono con la cámara encendida.
6 . Poner su estado de relación en Facebook: Tú podrías ser esa clase de hombre que siente que su novio debe cambiar su estado civil en Facebook para demostrar su amor, pero esto puede ser más perjudicial que beneficioso. ¿Por qué? Porque tú o tu novio pueden notar un incremento en sus solicitudes de amistad sólo porque la gente quiere saber quién es este tipo con el que su amigo está saliendo. A algunos chicos no les importa e intentarán conquistar a tu novio, aunque cuando en su perfil dice que está en una relación contigo. No me pregunten por qué son así, pero es un hecho. Además, es posible que te molestes cuando estos ahora mutuos amigos dejen insinuaciones o comentarios en el perfil de tu novio, asumiendo que no eres lo suficientemente tonto como para no darte cuenta. Si bien cualquier persona asumiría que todo es cuestión de confianza, al igual que lo de ir al club juntos, algunos hombres simplemente no tienen ningún respeto ni dignidad. Algunos hombres se sienten más atraídos por lo que no pueden tener o simplemente harían cosas con tal de molestarte. Así que prepárate. A veces es mejor no poner tu estado civil en Facebook y confiar en tu pareja. Esto depende de ti.
7 . Evitar que tu novio salga con sus amigos: Tú eres su novio, no su amo. El error más grande que un hombre gay puede cometer es pensar que puede controlar a su pareja. Mientras que a una gran cantidad de parejas gay no les importa estar atados el uno al otro porque es lo que a ellos les funciona, algunas personas necesitan su espacio. Aquí es donde entra en juego la confianza mutua. Si uno siente que no puede confiar en su novio cuando está con alguno de sus amigos, entonces él no es la persona correcta para ti. Un buen novio se supone que debe hacer que uno se sienta seguro y hacerte saber que está ahí para ti, y no sólo cuando está cerca. Lo mismo sucede con las contraseñas y los correos electrónicos. Si uno no puede confiar en su novio, entonces él no te merece. Él es su propia persona y, te guste o no, estamos en el mundo real. A diferencia de un club en el que uno está en un espacio reducido rodeado de hombres borrachos y cachondos, el mundo está lleno de personas diferentes, y no todos ellos quieren robarte a tu hombre. Aprende a confiar y a vivir tu propia vida también. Algunas cosas las pueden hacer juntos y algunas otras, por separado.
Fuente: Revolutionary Gay Magazine/sentidog.com

Reacciones: