martes, 14 de enero de 2014

Nigeria aprueba una ley que penaliza las relaciones homosexuales con hasta 14 años de cárcel

La ley también prohibe la pertenencia a organizaciones de defensa de los Derechos Humanos que luchen por los derechos del colectivo.

El presidente nigeriano, Goodluck Jonathan, ha firmado este lunes una ley que criminaliza las relaciones homosexuales y que contempla penas de hasta 14 años de prisión, una normativa que ha sido criticada por el Gobierno de Estados Unidos poco después de conocerse su aprobación definitiva.
La ley prohíbe las «relaciones amorosas» entre las personas del mismo sexo, la pertenencia a organizaciones de defensa de los Derechos Humanos de los homosexuales, además del matrimonio homosexual, contemplando penas de hasta 14 años de prisión.
Este proyecto de ley fue aprobado el pasado mes de mayo por el Parlamento, pero el presidente había retrasado su ratificación, que ha sido anunciada este lunes. «Sí, el presidente ha firmado el proyecto de ley, se emitirá un comunicado a lo largo de esta semana», ha indicado el portavoz presidencial, Reuben Abati.
La normativa establece que las personas que firmen una unión civil o matrimonio homosexual «cometen un delito», por lo que podrán ser condenadas a 14 años de cárcel. Además indica que las personas que formen parte de clubes, sociedades y organizaciones gays o hagan una demostración pública de una relación homosexual podrá ser condenada hasta a diez años de prisión.
Desde el año 2006 se han propuesto dos leyes similares en el país, que finalmente no fueron aprobadas por el Parlamento. Bajo la actual normativa federal, la sodomía está penada con la cárcel, pero la nueva ley va más allá y contempla más casos para perseguir la homosexualidad.
Como en otras zonas del África subsahariana, la sociedad nigeriana tiene una gran reticencia hacia los homosexuales, que viven en la clandestinidad. Por ello se prevé que esta normativa sea elogiada por la mayor parte de la opinión pública.
EE.UU. critica la ley
Ante la aprobación definitiva de esta normativa, Estados Unidos ha mostrado su «profunda preocupación» por el respeto de los Derechos Humanos de los homosexuales nigerianos. «Es inconsistente con las obligaciones legales internacionales de Nigeria», ha afirmado el secretario de Estado, John Kerry.
«Inluso más allá de prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo, esta ley restringe peligrosamente la libertad de asamblea y de expresión de todos los nigerianos», ha criticado Kerry mediante un comunicado.
Kerry también ha lamentado que la aprobación de esta nueva normativa supone un retroceso de las reformas democráticas y la protección de los Derechos Humanos en el país.
Fuente: Lavozdegalicia.com/EuropaPress

Reacciones: